Sistema Floral de Bach


El sistema floral de Bach es un tratamiento natural seguro, que busca mejorar y equilibrar nuestras emociones. Los remedios se elaboran a partir de flores, es inocuo y no crea hábito.

Este sistema trabaja escogiendo los remedios a partir del estado de ánimo presente, no se buscan las causas en el pasado. No actúa como un tranquilizante, si no como un equilibrante con los recursos de cada persona.

Los resultados varían de un individuo a otro por lo que no se puede esperar resultados específicos, ni en forma ni de tiempo. El efecto normalmente se ve en retrospectiva. Su función es la de estimular la capacidad de las personas para recuperar estados de armonía conocidos, por eso se dice que el efecto es sutil.

La dosis mínima es de 4 gotas 4 veces al día, y estas se pueden tomar directamente o disueltas en agua. Lo importante es la frecuencia y no la cantidad. Si es necesario acelerar el efecto se aumenta el número de tomas nunca la cantidad de gotas.

El efecto curativo esta dado por la frecuencia , y es físico (energético), no químico. Si la situación lo requiere pueden ser tomadas cada 2min. No puede haber lugar a sobredosis.

Las flores de Bach al ser un tratamiento complementario pueden ser tomadas sin ningún riesgo con cualquier otro medicamento. Es muy importante considerar que no son ni sustituyen un tratamiento médico, psicológico o farmacológico.

Puede haber efectos positivos adicionales como manifestaciones de claridad y mayor capacidad de auto observación, lo que facilita el desarrollo de nuestros potenciales y recursos.


Las terapeutas florales son Marina y Andrea.